navigation + slideshow

jueves, 30 de marzo de 2017

Valencia tiene mucho arte

(Imagen: C.del Rosso)

 No sé si te acuerdas. Hace un tiempo te llevé a ver el Museo de Bellas Artes de Valencia y unas exposiciones de la Fundación Bancaja. (Pincha aquí) Me había quedado con las ganas de ir contigo al IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno) y esa vez fue imposible. Bueno, visitar 3 exposiciones en un día no es algo muy racional que digamos y agregar una más, menos.
Pues ahora sí puedo cumplir con mi promesa y aquí estoy, deambulando por las salas del IVAM y pensando en qué puede ser interesante para ti.

jueves, 23 de marzo de 2017

El pastorcito que fue pintor del Papa

Vasari y Andrea Mantegna

Mantegna, Camera degli Sposi, Palazzo Ducale, Mantua
1465-74  (Imagen: Wikipedia)
Hace tiempo te conté quién era Giorgio Vasari (1511-1574) y sobre su obra “Las vidas”. (Pincha aquí.) Le habían encomendado escribir una Historia del Arte, la primera, y tardó 10 años. En muchos casos suele ser la única fuente que tenemos, especialmente en cuanto a las biografías de los primeros renacentistas.

Hoy te traigo la historia de Andrea Mantegna (1431-1506). Según Vasari, era de familia muy humilde: era pastor e hijo de carpintero. Pero pronto mostró que tenía talento para la pintura y con 10 años es mencionado como aprendiz en el taller de Squarcione en Padua. Un niño prodigio, sin duda. No tenemos más datos sobre su infancia y sobre estos primeros años de profesión. 






miércoles, 15 de marzo de 2017

Son muy feas

Ernst Ludwig Kirchner, 
Cinco mujeres en la calle


¿Las has visto? Son realmente muy feas. 

Cinco mujeres en algo que parece una calle. Negras, como cuervos. Seguro que tú también las ves feas, horripilantes. No es idea mía, ¿no?

Por más compasión y cariño que les tengamos, siguen siendo feas.

¿Por qué un pintor las representaría así? ¿Quién era Ernst Ludwig Kirchner?





jueves, 9 de marzo de 2017

La peor desgracia para un pintor


Matisse, Interior con violín, 1917
¿Cuál es la peor desgracia para los pintores? Perder la visión, sin duda.

Un músico sordo puede leer la partitura e imaginarse la melodía; un pintor no puede pintar sin ver. Los colores no son táctiles, no tienen sabor ni perfume.

Muchos artistas sufrieron enfermedades en sus ojos, pero el verdadero calvario es saber que no se podrá pintar nunca más. Matisse intentó aprender a tocar el violín como plan B ante una eventual pérdida de visión. Por suerte, eso no sucedió y pudo pintar hasta el final de sus días, claro, con gafas.




jueves, 2 de marzo de 2017

Universo Miró


J.Miró, Cabeza, pájaro, 1976, Óleo sobre tela,
65 x 54 cm, Colección Particular en depósito
temporal, © Successió Miró 2016
Se estableció sin hacer mucho ruido y trayéndonos todo su universo a cuestas. Me dio esa impresión cuando lo vi.
Miró, al fin en Madrid. 

Había que ir a verlo a Barcelona: después de todo es parte ineludible de esa ciudad tan bonita. Pero en Madrid había muy poco, casi nada. Hasta ahora.










A.Calder,  Retrato de Joan Miró,
c.1930, 29 x 27 cm, Colección particular
en depósito temporal, © Calder Foundation,
New York/represented by
Visual Entidad de gestión de Artistas Plásticos 
(V.E.G.A.P.), Madrid, Spain, 2016
La Fundación Mapfre, en su Sala Recoletos, le ha asignado un lugar para que habite allí, en el “Espacio Miró”. Bien puesto el nombre: es sumergirse en su mundo de colores puros, de negros vibrantes y símbolos y olvidarse de lo que pasa ahí afuera.