navigation + slideshow

jueves, 3 de agosto de 2017

Una postal desde África

Tournemine, Elefantes africanos, 1867


El blog sigue de vacaciones, ¡qué envidia!

Esta vez apostó por algo más exótico.... ¡Nos envía postal desde África!

No, safari no. Sólo una excursión por tierras lejanas, paisajes distintos, conocer y explorar el mundo, encontrarse con otras gentes y otras historias.

Lo mismo quiso hacer Charles de Tournemine (1812-1872), otro viajero incansable. Recorrió el Asia, el norte de África, Medio Oriente... siguiendo los pasos de Delacroix. Sus cuadros lo llevaron a la fama muy pronto. Participó en los Salones parisinos y sus obras fueron compradas por los museos.

Era la época en que había que ensanchar el conocimiento de nuestro mundo. ¿Cuántos se lanzaron a la aventura con sus lápices, acuarelas y óleos? Las cámaras fotográficas todavía eran muy rudimentarias y complicadas de transportar.

¿Cuánto se puede decir con un naranja furibundo? Por medio de este único color  Tournemine nos lleva a un atardecer de un día tremendamente caluroso. Los elefantes, refrescándose en el agua. Los pájaros, haciéndole compañía. 

Es quietud y movimiento a la vez. El día languidece de a poco.


Este cuadro está en el Museo de Orsay de París.


Si quieres releer algunos artículos sobre Delacroix, te recomiendo:
Aquí podrás compartir, ¡y no olvides comentar en la zona de comentarios!

No hay comentarios :

Publicar un comentario