navigation + slideshow

jueves, 29 de diciembre de 2016

Un nuevo año

Deseos de paz

Picasso, Paloma de la paz con manos entrelazadas (Imagen: Tate Gallery)

¿Qué sentimientos te sobrevienen cuando comienza un nuevo año? Para mí son días de fiesta, de familia (y de mucho trabajo en la cocina) y tiempo de reflexiones. Pienso en lo bueno del año anterior que me quiero llevar al que estamos comenzando y en lo malo que quiero dejar atrás. Recordar a los que no están y agradecer por los amigos que acabo de conocer y los que están ahí desde siempre. Y pensar en la paz que necesita este mundo, mucha paz y belleza para las almas.

Picasso, Mujer con palomas, 1930

Y, pensando en todas estas cosas, me acordé de Picasso y de sus palomas. Su Paloma de la Paz es un icono universal. Y como éste es un blog sobre pintura, qué mejor que entregarte mis saludos de Año Nuevo contándote la historia de Picasso y sus palomas.








jueves, 22 de diciembre de 2016

Con un poco de nostalgia


Historia de las tarjetas de Navidad 

Dalí, Tarjeta de Navidad, 1960 (Imagen: Washington Post)


¿Cuántas tarjetas de felicitación recibiste ya? En mi casa, hasta ahora 8. (1)  Cada año llegan menos. Ya no vale la pena. Hoy tenemos medios mejores, más rápidos y cercanos. Pero todavía hay quien sigue enviándolas.

Me dio un poco de nostalgia y, hurgueteando por aquí y por allá, me metí a ver qué había detrás de estas pequeñas obras de arte.


Muchas son reproducciones de obras de grandes maestros de la pintura: Rafael, Leonardo, Murillo… repetidos hasta el cansancio. Sin embargo, las hay para todos los gustos y creencias.

¿Cómo surgió esta costumbre? ¿Cuándo?

jueves, 15 de diciembre de 2016

El arte de mostrar arte (2da parte)




(Imagen: C.del Rosso)
Hace unas semanas te conté la experiencia que tuve mientras ayudaba a una conocida a decorar su casa con cuadros heredados y propios. Hoy te cuento un poco más sobre cómo hacerlo exactamente.

Teniers, El Archiduque Leopoldo Guillermo en su galería
de Bruselas, 1647
El diseño tiene que realzar tu ambiente y las obras deben potenciarse unas con otras.

Hay gente a la que le gusta llenar las paredes con cuadros hasta el techo; así era el gusto hasta hace pocos siglos. Pero hoy en día vivimos en ambientes poco espaciosos y esto puede agobiarte. 

Tu casa te tiene que invitar al relax y tampoco debe darle  a tus invitados la impresión de que estás mostrándoles todas tus posesiones. 



jueves, 8 de diciembre de 2016

Una Madonna y unos pícaros angelitos

Rafael Sanzio, Madonna Sixtina


¿Cuántas veces habremos visto Madonnas pintadas por Rafael? Muchísimas, seguro. En su corta vida pintó unas 17. Todas bellísimas. Muchas de ellas, después de tantas reproducciones, copias e imitaciones, se han vuelto tan conocidas que ya casi ni reparamos en ellas.

La más bella de todas es, sin duda, la Madonna Sixtina. Esto no es sólo ocurrencia mía, sino que lo han dicho personajes tan importantes, como, p.ej., Goethe o Dostoyevski. Y no es de las más conocidas: esas cosas que pasan a veces en la historia humana… Ya te contaré el porqué en la presentación. 





Pero seguro que viste a los angelitos en alguna parte: ¡ellos sí que son famosos!

jueves, 1 de diciembre de 2016

El arte de mostrar arte (1ra parte)

(Imagen: L. Vigo)

Una conocida acababa de recibir en herencia una casa en la playa y, con ella, una gran cantidad de cuadros. Cuando superó el dolor de la pérdida de su tía, quiso reformar la casa a su gusto, pero manteniendo los cuadros en honor a ella. Terminaron los trabajos y un día me llamó desesperada para que la ayudara a elegir cuáles había que colgar.

Ella estaba muy confundida: no podía elegir sola, pues luchaba frente al respeto a su tía, el valor artístico o el valor afectivo… El problema era que no sólo estaban los cuadros de su tía, sino que ¡también ella tiene muchas obras que fue coleccionando a lo largo de su vida! La selección nos llevó bastante tiempo. Cuando estuvieron todos colgados, viendo el resultado, me dijo: “Deberías escribir sobre esto en tu blog”.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Niebla profunda

C.D.Friedrich, Orilla del mar en niebla




Sin palabras: así nos dejan los cuadros de Friedrich. Han sido pintados hace 2 siglos y, sin embargo, siguen asombrándonos. Será porque las emociones que trasmiten sigue siendo actuales.

En ellos se respira totalmente el espíritu del Romanticismo: la melancolía, la soledad, la Naturaleza como proyección de mi estado de ánimo…

jueves, 17 de noviembre de 2016

¿Qué es el Romanticismo?

Friedrich, Caminante en un mar de niebla,
1818
Ya sé, no me digas: “Romanticismo” es puro sentimiento, el amor a flor de piel… Sí y no. En realidad, hoy nos llamamos “románticos” sólo porque unos artistas del siglo XIX se rebelaron contra las reglas de la Academia, buscaron nuevos temas y quisieron expresar su individualidad en sus obras.

Romanticismo” viene del alemán, de “Roman”, novela. Una persona romántica es la que tiene sueños y visiones propias de la literatura. ¿Y qué pasaba en la literatura? Que se llenó de personajes melancólicos, amores no correspondidos, agonías, amores trágicos, suicidios… Si quieres darte una idea mejor, lee “Atala” de Chateaubriand o “Las penas del joven Werther”, de Goethe. Y en cuanto a los músicos, sin duda, ¡no hay mejor biografía más romántica que la de Chopin!

jueves, 10 de noviembre de 2016

Cambio de planes

Hubo cambio de planes. Tenía una reunión cerca del Paseo del Prado. Llovía con todo, era imposible caminar entre charcos y paraguas que van y vienen. Me enteré al llegar de que la reunión se hacía más tarde: me habían avisado, pero yo no había visto el mail. “¿Y qué hago ahora?” Tenía que hacer tiempo.

Renoir, Mujer con sombrilla en un jardín, 1873

Ya me conoces: me metí en el Thyssen a ver la expo de Renoir.

¿Qué pasa este año con tanto Renoir? En la Fundación Mapfre de Barcelona y en el Thyssen. ¿Es la respuesta al movimiento “Renoir sucks at painting”? (Si te lo perdiste, mira este link)

Vale, da igual. Aquí está para que lo disfrutemos.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Un comentario de 1913 termina en Instagram

Degas, Mary Cassatt en el Louvre, 1882 (pastel)
Mary Cassatt es una vieja conocida nuestra: ya hablamos varias veces de ella (ver link aquí)

Americana, de buen pasar, eligió dedicarse a la pintura, se estableció en Francia y no se casó nunca. Sus obras nos invitan a desvelar la intimidad de los hogares, del mundo femenino y de los niños.

Sus cartas revelan a una persona inquieta y segura de sí misma. Están escritas con toda espontaneidad, a veces sin ningún hilo conductor, como si estuviera conversando con el destinatario frente a frente.

Hay muchas cartas interesantes, pero una en especial está vigente todavía hoy.

jueves, 27 de octubre de 2016

El payaso triste

Antoine Watteau, Pierrot (antiguamente llamado Gilles)


No es un payaso amenazante ni un salteador de caminos. Es una figura imponente, como una estatua, blanco, inmóvil, mudo. Es el paradigma del payaso triste.

Lo pintó Watteau, aparentemente en 1720, en una época en que se tapaba la dura realidad con fiestas, amores furtivos y otros placeres mundanos.




¿Qué nos quiso decir con este Pierrot? ¿Quiénes son los personajes que lo rodean? ¿Por qué antes se llamaba Gilles?

jueves, 20 de octubre de 2016

Curiosidad

Manet, El balcón, 1868
Curiosidad, mucha curiosidad, es la que impulsa a Manet a viajar a Madrid. El viaje en tren duraba 22 horas, pero esto no le iba a impedir conocer de primera mano a Velázquez.

Velázquez había quedado escondido durante siglos en palacios, en colecciones reales. Lo mismo pasaba con Goya. Eran muy pocos los que podían ver sus obras; en Francia sólo se conocían por grabados o copias. Con la inauguración del Museo del Prado en 1818, ya no hubo excusas.




jueves, 13 de octubre de 2016

Una cuestión de honor

El Greco, Caballero con la mano en el pecho,
1580
Los pintores del Renacimiento lo tenían muy difícil: se los consideraba meramente unos artesanos, ni siquiera se los consideraba humanistas o sabios, como ocurría con los literatos o filósofos. Trabajaban con las manos y eso los hacía indignos. Larga fue la lucha de Leonardo, Miguel Ángel, Durero, Velázquez, Rubens y tantos otros para lograr el reconocimiento del oficio. Hacia fines del sg. XVI en Italia, las cosas habían mejorado un poco para los artistas, pero estos avances no habían llegado todavía al resto de los países europeos.



Doménikos Theotokópulos (El Greco) venía de Creta, había pasado por Venecia y Roma. Quiso probar fortuna en Madrid, no logró establecerse y se quedó en Toledo. Era un extranjero, católico entre ortodoxos, y con un lenguaje pictórico que era una mezcla de los iconos bizantinos, el colorido veneciano y el Manierismo italiano. 

jueves, 6 de octubre de 2016

Un viaje en el tiempo


Museo del Romanticismo 

Comedor (Imagen: C. del Rosso)

Como ya te conté, hay museos preciosos en Madrid, escondidos, a la espera de que vayas a verlos. El Museo del Romanticismo es pequeño, está apartado de la ruta acostumbrada de museos de la ciudad. Pero te aseguro que vale la pena.








jueves, 29 de septiembre de 2016

Piero della Francesca, La reina de Saba visita al rey Salomón



Sabemos muy poco de la vida de Piero della Francesca: es lo que suele ocurrir con los primeros pintores renacentistas. Vasari nos cuenta algunas cosas, pero ya sabemos que lo que nos dice hay que tomarlo con cuidado. (Si quieres saber quién era Vasari, pincha aquí.)

Piero della Francesca fue un insigne matemático y geómetra, cuyos libros eran consultados por todos; incluso había reformulado unos teoremas de Euclides. Pintaba frescos, pero, como sus obras estaban fuera de los grandes centros culturales, no eran conocidas y durante mucho tiempo se lo recordó como matemático, no como pintor.

Fue, sin duda, el que llevó más lejos el desarrollo de la perspectiva, que por ese entonces daba sus primeros pasos. Después de todo, ¡la perspectiva es geometría aplicada a la pintura!

jueves, 22 de septiembre de 2016

Paredes asesinas

No es una película de terror: ocurrió de verdad, lamentablemente.

Sandmann, Napoleón en Santa Elena, 1820
Te estuve contando el porqué de los nombres de los colores y habrás visto que varios pigmentos son muy tóxicos.  Es raro: unos colores que te traen la belleza, que te hacen soñar, que alegran tu vida, pero que a la vez te pueden matar. Hoy esto ya no ocurre: la fabricación de los colores que usamos está legislada y muy bien controlada; los pigmentos tóxicos no están a la venta y sólo se utilizan para restaurar obras antiguas. Si alguien quiere comprarlos, debe hacer un pedido especial y dejar registrado su nombre. Los colores que dañan el medio ambiente tampoco se siguen usando: salvo los cadmios, el resto se ha ido reemplazando por variantes sintéticas, producidas en laboratorio.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Ola de calor

(Imagen: C.del Rosso)
Decidí dedicar todo el día a visitar exposiciones. Con el calor que estaba haciendo, ¡qué mejor! Mientras afuera el asfalto se derretía, yo disfrutando de arte, ¡genial!

Fui primero al Thyssen. No quería perderme la muestra de Caravaggio, que ya está por terminar. Mucha gente, no me lo imaginaba. Pero no tuve que esperar mucho: todo muy bien organizado. Claro, adentro, se apelotona la gente delante de los cuadros, pero, bueno, esto es así. Me gustó la propuesta: la evolución de Caravaggio a través del tiempo y  su influencia en artistas posteriores. Hay pocos cuadros suyos, queda gusto a poco, pero es interesante verlos junto a los de otros autores que aprendieron de él. Y uno compara… ¡Un pintor impresionante!

jueves, 8 de septiembre de 2016

Te invito a tomar el té

Cassatt, El té, 1879

Hace un tiempo me topé con este cuadro en un libro. Ya lo conocía, pero algo me llamó muchísimo la atención.

Me encanta invitar a tomar el té, sacar la mejor vajilla, el mejor mantel y preparar sandwichs, scones y tartas… A la inglesa. Pero en este cuadro no hay delikatessen y una de las figuras no parece estar muy cómoda. ¿Por qué?

jueves, 1 de septiembre de 2016

Secreto descubierto

Cézanne, Mme. Cézanne, 1878
Amor a escondidas


“A Émile Zola
(L’Estaque) 23  de marzo de 1878

¡Mi querido Émile!
Casi me veo obligado a ganarme mi sustento, si es que realmente soy capaz de eso. La relación entre mi padre y yo es extremadamente tensa, y corro peligro de perder mi paga. Una carta, que Mons. Choquet me escribió y en la cual habla de Madame Cézanne y del pequeño Paul, ha revelado finalmente mi situación a mi padre, que por cierto ya sospechaba y estaba al acecho; no tuvo otra cosa más importante que hacer que abrir él primero la carta que iba dirigida a mí y leerla, aunque el destinatario era Mons.Paul Cézanne-pintor.
Por esto, confío en la buena voluntad que tú tienes para conmigo, y te pido que intentes, entre tus relaciones y por tu influencia, que alguien me hospede en alguna parte, si lo crees posible. Entre mi padre y yo no está todo roto todavía, así que supongo que no pasarán 2 semanas hasta que mi situación esté completamente solucionada.
Escríbeme (envía tu carta a la oficina de correos a nombre de Paul Cézanne), cualquiera sea la decisión que  tomes en cuanto a mi pedido.
Saludo a Mme. Zola afectuosamente y te doy un apretón de manos con toda mi amistad.
Paul  Cézanne
Te escribo desde L’Estaque, pero regreso hoy a la noche a Aix.”


Cézanne, El hijo del artista, 1878
Así fue cómo el banquero Cézanne se enteró  de la relación que su hijo tenía con Marie-Hortense Fiquet… y de que además tenía un pequeño nieto de 6 años.




jueves, 25 de agosto de 2016

Ignacio Zuloaga, Retrato de José María de Huarte y Jaúregui

Retrato de José María de Huarte y Jaúregui, 1937.
Museo de Navarra. Óleo sobre lienzo, 215 x 155 cm.
(Imagen cedida por el Museo de Navarra)



Uno de mis lectores me pidió hace tiempo que analizáramos un cuadro de Zuloaga. Me costó mucho elegir cuál: todas las obras son importantes y de todas hay algo que decir. Al final, me decidí por éste, un retrato de José María de Huarte y Jáuregui, que se encuentra en el Museo de Navarra.

Cuando Zuloaga pinta este cuadro ya era un pintor famoso, con muchísimos premios y exposiciones sobre sus espaldas. Está en plena Guerra Civil y se ha quedado en Santiago-etxea, su casa de Zumaia, Guipúzcoa.

No se sabe cómo conoció a José María de Huarte ni cómo surgió la idea de este cuadro; en esa época, el retratado era comandante del destacamento de Zarautz.

Te lo sigo contando en la presentación.



Agradecimiento especial al Museo de Navarra, a Juan José Martinena Ruiz y a Jesús Tanco Lerga por su amable y sabia colaboración.

jueves, 18 de agosto de 2016

Unos duendes traviesos, algún rey y unas cuantas confusiones


Los nombres de los colores
(4ta y última parte)

(Si te perdiste los artículos anteriores sobre el tema pincha en éste, ése y aquél.)


Vermeer, La joven de la perla, 1665



Esta vez nos toca hablar de los azules y los verdes, los colores del cielo y de la naturaleza.

Empecemos por el azul más preciado de todos, tan preciado como el oro: el azul ultramar (PB29) (1). Carísimo, incluso hoy (¡1 kg puede llegar hasta 20000 euros!).  






jueves, 11 de agosto de 2016

Un poco de lluvia

Caillebotte, Orilla del río Yerres con lluvia, 1875


Un poco de lluvia no viene mal…

El blog sigue de vacaciones. No viene mal un poco de lluvia, de vez en cuando… Nuestros amigos del Hemisferio Sur siguen en invierno, con frío y lluvia…

Pintar cuadros con lluvia o con viento es una tarea un poco complicada. ¿Cómo representar el aire que se mueve o las gotas de lluvia? La solución más fácil: poner alguna figura a la que se le vuela la ropa, árboles inclinados por el viento o gente con paraguas… Una solución un poco infantil, ¿no crees?

jueves, 4 de agosto de 2016

Después de la nieve



Sisley, Calle de pueblo en invierno, 1893

El blog sigue de vacaciones. Se cansó del calor y, pensando en temperaturas más frescas, se acordó de los amigos que están en el Hemisferio Sur, en invierno, con mucho frío.

La postal de hoy viene de Francia, de los pinceles de Alfred Sisley. No te podría decir cuál es el lugar exacto, podría ser en las cercanías de París, Louveciennes o Bougival…




jueves, 28 de julio de 2016

Una postal desde España

Sorolla, Paisaje asturiano, 1903


¿No eres de playa ni de campo? ¿Eres de monte o de río? Hoy el blog te trae una postal desde Asturias, España.

Esta vez, un cuadro de Sorolla, pintado en la primavera de 1903. 

jueves, 21 de julio de 2016

Una postal desde Francia

Morisot, Niño en campos de trigo, 1875


El blog anda por Francia, más exactamente, en las cercanías de París, Gennevilliers.
En estos días ya se ha cosechado el trigo. El trigo de donde nace nuestro pan de cada día.
Cuadros de campos de trigo, de segadores, hay muchísimos… Me quedé con éste, de Berthe Morisot. Espontáneo y con un color amarillo que nos trae todo el sol del verano. Pintado al aire libre, naturalmente.

jueves, 14 de julio de 2016

Otra postal desde USA

Onderdonk, Bluebonnet, A la mañana, temprano, San Antonio,
Texas, 1914
El blog sigue por USA. Esta vez nos manda una postal desde Texas.

Este cuadro no te dejará indiferente. Es del pintor texano Julian Onderdonk (1882-1922), mi descubrimiento de este año. No recuerdo cómo llegué a él, no sé si navegando por Google u hojeando algún libro. No te puedo decir mucho sobre este pintor porque no encontré casi ninguna información.

Es impresionista, estudió con Merrit Chase.
Es el pintor de los bluebonnet (lupinos), me contaron que Texas se llena de este color azul en primavera.
¿Alguien sabe algo más sobre este pintor? Si sabes algo más, ¡cuéntame!

jueves, 7 de julio de 2016

Una postal desde USA


El blog se ha ido de vacaciones (yo no, lástima) y te envía esta postal desde la costa este de USA.
Hopper, Ground Swell (Mar de fondo), 1939
Fantástico este cuadro de Hopper, ¿no?
Solía ir a veranear con Jo, su mujer, a Cabo Cod (Massachusetts). En 1933 compró allí un terreno con 130 metros de playa. Recibían a sus amigos y él buscaba motivos para pintar en los alrededores. Le encantaba la libertad del mar, la brisa, las olas y navegar en velero, pero esto a Jo no le gustaba nada e insistió tanto que dejó de subirse a ellos.

¿De dónde nos llegará la próxima postal?

Si quieres saber más sobre Hopper, mira este artículo anterior.

jueves, 30 de junio de 2016

Diego Velázquez, Vistas del Jardín de la Villa Medici en Roma



Los impresionistas estaban fascinados con Velázquez: lo consideraban un precursor. ¿Qué era lo que veían en él? Te aseguro que es tema para otro artículo.

Quizás la mejor manera de ver hasta qué punto Velázquez era un gran innovador es observando de cerca estos 2 pequeños cuadritos de paisajes.

jueves, 23 de junio de 2016

Alma de coleccionista

(Imagen: C.del Rosso)
El Museo Lázaro Galdiano es otro de los museos de Madrid que hay que ir a ver. Hay que desviarse un poco de la ruta Reina Sofía-Prado-Thyssen y no es pequeño: tienes que ir con tiempo.

Goya, El Aquelarre, 1798




José Lázaro Galdiano (1862-1947) era un hombre cultísimo, con intereses variados, editor, bibliófilo, coleccionista de alma y poseía una gran fortuna que le permitió armar una colección de arte variadísima y coherente a la vez. El Museo está ubicado en el que era su vivienda particular, un palacio de 4 plantas construido en 1908. En 1947 donó su colección al Estado español; el palacio abri’o sus puertas al público, acondicionado ya como museo, en 1951.








jueves, 16 de junio de 2016

Había una vez...

Macke, Vista de una calle, 1914, acuarela
Había una vez tres amigos pintores, 2 suizos y un alemán, que en una Navidad muy helada y con nieve decidieron ir a buscar la luz y el color a Túnez. Se llamaban Paul Klee, August Macke y Louis Moilliet.

El punto de unión entre los tres era Moilliet. Éste y Klee habían sido compañeros de colegio y nunca perdieron el contacto. La señora de Macke había sido asistenta de la madre de Moilliet y, aprovechando su luna de  miel, los Macke fueron a visitarlos y así son presentados los 2 pintores.  Klee conoció a Macke en la casa de Moilliet.


jueves, 9 de junio de 2016

Poderosas imaginaciones

J.Bosch, panel central de "El jardín de las delicias", ca. 1500
Saqué entradas por internet. Un poco caras, es cierto, pero vale la pena. Mi marido se entusiasmó: el Bosco es su pintor favorito y quiso acompañarme. No es algo usual: admito que es muy difícil para mis familiares seguirme en museos y exposiciones… Ya te lo conté una vez: ¡para mí son como tiendas de dulces!
Y menos mal que saqué las entradas con anticipación: ¡hay colas inmensas!

Si alguna vez has ido al Prado, el Bosco ya será para ti un viejo conocido. Es el museo con más obras del pintor y todo porque Felipe II era un apasionado coleccionista de sus obras.

jueves, 2 de junio de 2016

Marrones y rojos que son amarillos

Los nombres de los colores 
(3ra parte)

(Te lo advierto: esto es muy confuso)

(Si te perdiste los artículos anteriores sobre el tema pincha aquí y aquí)

Cierva, Altamira, 15000-12000 a.C.
Con los marrones el asunto se vuelve más complicado. Los pintores los llamamos “tierras” porque son minerales naturales. Pero no son marrones del todo.

Nuestros antepasados cavernícolas, los primeros pintores de la historia, además del carbón y la tiza, tenían a la mano muchos minerales para hacer colores, que usaban en trozos o molidos.

jueves, 26 de mayo de 2016

Gustav Klimt, Castillo Kammer a orillas del Attersee I


Klimt es un viejo conocido. Lo vemos en tazas, posters, etc. Lo reconocemos por sus “femmes fatales”, lánguidas y seductoras, por sus fondos dorados y sus figuras rodeadas por arabescos y mosaicos.

jueves, 19 de mayo de 2016

La Ciudad Eterna

Rafael, El Papa León X con  los Cardenales Medici y de
Rossi, 1518
Rafael Sanzio era un niño prodigio. Su padre, que también era pintor, lo comprendió enseguida y lo envió al taller de Perugino. Pronto se hizo famoso y partió a Florencia, donde abrió su propio taller.

Su amabilidad, su bondad y gracia y sus cuadros tan bellos, llenos de paz y armonía, hicieron de él un mito en vida. Vasari lo llama “el divino”, “un dios mortal”. En 1508 Julio II lo convocó a Roma, para decorar las stanze del Vaticano con la oportuna intervención de Bramante, quien era también de Urbino como él y tenía a su cargo la construcción de la Basílica de San Pedro.

jueves, 12 de mayo de 2016

“Pero, ¿por qué hace usted esas cosas?”

Matisse y la capilla del Rosario en Vence
 
Matisse, Capilla del Rosario, 1951 (Imagen: Wikipedia)
“Pero, ¿por qué hace usted esas cosas?” Esto le dijo Picasso a Matisse cuando se enteró del proyecto de la capilla en Vence de su amigo. Picasso estaba realmente muy enfadado. Era ateo y comunista; le tenía muchísimo respeto a Matisse, pero no podía comprender cómo su amigo se metía a trabajar en una capilla, no siendo creyente.

En realidad, Picasso estaba manifestando la duda de muchos otros también: ¿puede un artista no creyente pintar temas religiosos?

jueves, 5 de mayo de 2016

Sobre venenos, cavernas y algo más

Los nombres de los colores
(Segunda parte)

Cabeza de buey, Altamira, 15000-12000 a.C.
La vez pasada te conté qué significa darle nombre a un color. Y te prometí que te iba a contar las historias que hay detrás de esos nombres tan raros que aparecen en los tubos de pintura. ¿Empezamos?

jueves, 28 de abril de 2016

Edward Hopper, Compartimiento C, coche 293

Los cuadros de Hopper son inconfundibles. Nos llegan muy de cerca porque ha interpretado el espíritu de nuestra vida actual.

Es un pintor realista en cuanto a la técnica, pero no se queda en la mera representación de la realidad. Sus cuadros cuentan historias, muestran emociones; nos enfrenta con la soledad del ser humano en nuestras ciudades, con la impronta de la civilización en el paisaje… Se inspira en Manet, Degas, Courbet, pero por el trasfondo de sus obras está más cerca de De Chirico y de Magritte.



jueves, 21 de abril de 2016

La casa del maestro Sorolla

(Imagen: C.del Rosso)
Madrid está llena de pequeños museos preciosos y muchos de ellos, fuera de las rutas turísticas. Créeme: vale la pena apartarte un poco del Reina, del Prado o del Thyssen.

El Museo Sorolla es uno de ellos. Es fantástico, porque ésa era su casa. El artista compró el terreno en 1905, la construcción comenzó en 1909 y se encargó personalmente de todo, del diseño, de la decoración… Aunque estuviera lejos, controlaba por carta todos los detalles; p.ej., la fachada es diseño suyo. Traía objetos de todas partes adonde viajaba. En 1910 compró el terreno de al lado a Beruete, para tener más espacio para sus jardines. La casa estuvo lista en 1911.