navigation + slideshow

jueves, 26 de mayo de 2016

Gustav Klimt, Castillo Kammer a orillas del Attersee I


Klimt es un viejo conocido. Lo vemos en tazas, posters, etc. Lo reconocemos por sus “femmes fatales”, lánguidas y seductoras, por sus fondos dorados y sus figuras rodeadas por arabescos y mosaicos.

jueves, 19 de mayo de 2016

La Ciudad Eterna

Rafael, El Papa León X con  los Cardenales Medici y de
Rossi, 1518
Rafael Sanzio era un niño prodigio. Su padre, que también era pintor, lo comprendió enseguida y lo envió al taller de Perugino. Pronto se hizo famoso y partió a Florencia, donde abrió su propio taller.

Su amabilidad, su bondad y gracia y sus cuadros tan bellos, llenos de paz y armonía, hicieron de él un mito en vida. Vasari lo llama “el divino”, “un dios mortal”. En 1508 Julio II lo convocó a Roma, para decorar las stanze del Vaticano con la oportuna intervención de Bramante, quien era también de Urbino como él y tenía a su cargo la construcción de la Basílica de San Pedro.

jueves, 12 de mayo de 2016

“Pero, ¿por qué hace usted esas cosas?”

Matisse y la capilla del Rosario en Vence
 
Matisse, Capilla del Rosario, 1951 (Imagen: Wikipedia)
“Pero, ¿por qué hace usted esas cosas?” Esto le dijo Picasso a Matisse cuando se enteró del proyecto de la capilla en Vence de su amigo. Picasso estaba realmente muy enfadado. Era ateo y comunista; le tenía muchísimo respeto a Matisse, pero no podía comprender cómo su amigo se metía a trabajar en una capilla, no siendo creyente.

En realidad, Picasso estaba manifestando la duda de muchos otros también: ¿puede un artista no creyente pintar temas religiosos?

jueves, 5 de mayo de 2016

Sobre venenos, cavernas y algo más

Los nombres de los colores
(Segunda parte)

Cabeza de buey, Altamira, 15000-12000 a.C.
La vez pasada te conté qué significa darle nombre a un color. Y te prometí que te iba a contar las historias que hay detrás de esos nombres tan raros que aparecen en los tubos de pintura. ¿Empezamos?