navigation + slideshow

jueves, 30 de junio de 2016

Diego Velázquez, Vistas del Jardín de la Villa Medici en Roma



Los impresionistas estaban fascinados con Velázquez: lo consideraban un precursor. ¿Qué era lo que veían en él? Te aseguro que es tema para otro artículo.

Quizás la mejor manera de ver hasta qué punto Velázquez era un gran innovador es observando de cerca estos 2 pequeños cuadritos de paisajes.

jueves, 23 de junio de 2016

Alma de coleccionista

(Imagen: C.del Rosso)
El Museo Lázaro Galdiano es otro de los museos de Madrid que hay que ir a ver. Hay que desviarse un poco de la ruta Reina Sofía-Prado-Thyssen y no es pequeño: tienes que ir con tiempo.

Goya, El Aquelarre, 1798




José Lázaro Galdiano (1862-1947) era un hombre cultísimo, con intereses variados, editor, bibliófilo, coleccionista de alma y poseía una gran fortuna que le permitió armar una colección de arte variadísima y coherente a la vez. El Museo está ubicado en el que era su vivienda particular, un palacio de 4 plantas construido en 1908. En 1947 donó su colección al Estado español; el palacio abri’o sus puertas al público, acondicionado ya como museo, en 1951.








jueves, 16 de junio de 2016

Había una vez...

Macke, Vista de una calle, 1914, acuarela
Había una vez tres amigos pintores, 2 suizos y un alemán, que en una Navidad muy helada y con nieve decidieron ir a buscar la luz y el color a Túnez. Se llamaban Paul Klee, August Macke y Louis Moilliet.

El punto de unión entre los tres era Moilliet. Éste y Klee habían sido compañeros de colegio y nunca perdieron el contacto. La señora de Macke había sido asistenta de la madre de Moilliet y, aprovechando su luna de  miel, los Macke fueron a visitarlos y así son presentados los 2 pintores.  Klee conoció a Macke en la casa de Moilliet.


jueves, 9 de junio de 2016

Poderosas imaginaciones

J.Bosch, panel central de "El jardín de las delicias", ca. 1500
Saqué entradas por internet. Un poco caras, es cierto, pero vale la pena. Mi marido se entusiasmó: el Bosco es su pintor favorito y quiso acompañarme. No es algo usual: admito que es muy difícil para mis familiares seguirme en museos y exposiciones… Ya te lo conté una vez: ¡para mí son como tiendas de dulces!
Y menos mal que saqué las entradas con anticipación: ¡hay colas inmensas!

Si alguna vez has ido al Prado, el Bosco ya será para ti un viejo conocido. Es el museo con más obras del pintor y todo porque Felipe II era un apasionado coleccionista de sus obras.

jueves, 2 de junio de 2016

Marrones y rojos que son amarillos

Los nombres de los colores 
(3ra parte)

(Te lo advierto: esto es muy confuso)

(Si te perdiste los artículos anteriores sobre el tema pincha aquí y aquí)

Cierva, Altamira, 15000-12000 a.C.
Con los marrones el asunto se vuelve más complicado. Los pintores los llamamos “tierras” porque son minerales naturales. Pero no son marrones del todo.

Nuestros antepasados cavernícolas, los primeros pintores de la historia, además del carbón y la tiza, tenían a la mano muchos minerales para hacer colores, que usaban en trozos o molidos.